Irreflexiones...

La irreflexión es una inconsciencia, un acto reflejo, una efímera emoción... es no pensar, sólo sentir, sólo expresar sin compromiso con la verdad o la razón.. Es espontánea, repentina y volátil sabiduría -y cuyo sinónimo es ignorancia- que surge en un segundo para luego impunemente desaparecer, sin detenerse a observar los estragos que provoca...

miércoles, 14 de abril de 2010

Tendría que ser mujer...


Tendría que ser mujer para entender todas esas cosas que hoy me son oscuras... Tendría que serlo para mantener en alto la frente a pesar de saber que los hombres me miraran sólo deseando mi carne y pasaran por alto mi delicado corazón...
 Tendría que tener espíritu de mujer para acepar el destino de serlo sin preguntarle a Dios porqué todo es como es... para sentir el humilde orgullo de ser la más confiable de los ayudantes del Creador de la vida...

Tendria que ser mujer, tener su alma, sus pensamientos, sus instintos, pare entender el gran azoro de ver esos cambios en mi cuerpo, de crisálida a mariposa, sin que el hombre descubra que hay en mi una sensualidad más grande, aunque más delicada...

Sólo siendo mujer podría entender a cabalidad el verdadero valor de mantenerme limpia de cuerpo y de corazón, a pesar de que por mi mente crucen malos pensamientos...


Tendria, insisto, que ser mujer para saber que la fuerza física no me hace el sexo débil, y sin embargo callarlo para no herir el orgullo de los hombres...


Habría que serlo para agradecerle a Dios todos los roles: de esposa, amante y madre... Para que ningún cansancio me prohiba el diario ritual de retocar mis ojos y mi boca... Para, a pesar de todo, regalarme y regalarle a mi pareja esas noches de pasión... Para dejar que un hombre me pretenda, y que aún yo sabiendo que soy tierra conquistada, él nunca lo perciba, y así su lucha por tenerme no termine..


Pero soy varón, y mis ideales son muy otros: yo quisiera ser el jardinero de esa flor llamada mujer... cultivarla siempre, pero no para arrancarla, sino para aprender a acariciarla, y que mis toscas y ásperas manos no la deshojen... para ser su luz, su agua y su alimento... para que siempre se sienta protegida, amada...





3 comentarios:

  1. A veces...En alguna ocasion he tenido pensamientos parecidos a esos que tan bien describes pero...la mujer es santuario y muchas otras veces es...mujer, la mejor de las fantasias y el mas grato de los sueños al que amar.


    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Estuve visitando tu blog y me parece muy interesante, permíteme felicitarte. Sería para mi muy agradable contar con tu blog en mis 2 directorios y estoy completamente convencido que para mis visitas que no son pocas será de mucho interés. Si lo deseas no dudes en escribirme muchos Éxitos con tu blog.

    Un saludo
    Franck Michel
    contacto: reycastillo08@hotmail.com

    ResponderEliminar
  3. Me gusta muchísimo tu espacio, me parece de una delicadeza increible mezclada con una seguridad sin igual.
    Gracias por compartir tu casa con nosotros
    Sil

    ResponderEliminar